Psicología ClínicaUncategorized

Pánico a conducir y ansiedad al volante.

Por agosto 1, 2018 Sin comentarios
pánico a conducir

La amaxofobia, que es como se conoce al pánico a conducir o a una serie de síntomas que se producen tanto al pensar que tienes que coger el coche, que tienes que ir a un sitio nuevo con él, que tienes que llevar gente contigo… y un montón de miedos más que hacer de coger el coche un auténtico infierno.

Causas del pánico a conducir.

Existen dos causas principales para esta fobia, que se producen previamente y sobretodo durante el proceso de la conducción.

  1. Falta de experiencia o confianza en uno mismo frente a la coducción.
  2. La experiencia tarumática de algún suceso mientras conducías.

La primera se retroalimenta ya que cuanto menos conducimos menos experiencia y confianza tenemos y cuanto menos confianza y experiancia menos queremos coger el coche.

La segunda no tiene por qué ser necesariamente haber sufrido o presenciado un accidente, sino que puede ser un pitido por algún error, o no, que hemos cometido al volante; por alguna imprudencia nuestra o por alguna de otro conductor.

 

El pánico a conducir nos incapacita para llevar una vida plena.

El pánico a conducir nos incapacita para llevar una vida plena.

Síntomas del pánico a conducir.

Como otras fobias que nos generan ansiedad, los síntomas pueden ser:

  • Sudor excesivo, rigidez de los músculos, nervisismo.
  • Tensión y agresividad, dientes apretados, conducción violenta.
  • Incomprensión por parte de familiares y la gente que te rodea.
  • Ataques de pánico, pensamientos violentos respecto a la seguridad vial.
  • Prisa, ganas de terminar el trayecto.

Tratamiento para el pánico a conducir (amaxofobia).

La terapia psicológica por parte de una persona especializada es muy efectiva para tratar esta fobia con muy buenos resultados.

Para ello primeramente hay que ser conscientes de este problema y estar dispuesto a poner solución a una situación que te incapacita para llevar a cabo una vida más plena. Llegando incluso a rechazar trabajos o a dejar de hacer actividades que antes nos apasionaban u otras que nos gustaría poder hacer, por no poder conducir el coche con normalidad.

Si el pánico a conducir te produce ataques de pánico, también te puede interesar el siguiente artículo:

Ataques de pánico, qué son y cómo controlarlos.

Si quieres conocer de manera más técnica la amaxofobia lee también nuestro anterior artículo:

Miedo a conducir

Lee también las 15 cosas que más pánico a conducir nos generan al volante de Autofácil.

 

Comentar

veinte + 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies