Las ideas irracionales en nuestra mente, no encajan.

Las ideas irracionales en nuestra mente provienen de la Terapia Racional Emotiva (TRE). Es una psicoterapia que se centra en resolver los problemas emocionales y conductuales mediante una reestructuración cognitiva. Estrategia destinada a modificar el modo de interpretación y valoración subjetiva mediante el diálogo y la práctica de conocimientos nuevos.

Dicho coloquialmente, hablando de una serie de creencias o ideas irracionales en nuestra mente que tenemos y nos están haciendo daño, podemos crear otras nuevas que se ajusten más a la realidad y que nos permitan ser felices.

El objetivo de la Terapia Racional Emotiva es descubrir las irracionalidades que existen en nuestros pensamientos. Racionalizarlas para así sanar las emociones dolorosas, dramáticas y exageradas que tanto nos hacen sufrir. Sólo son consecuencia de unos esquemas mentales poco realistas.

Origen de las ideas irracionales en nuestra mente.

Fue Albert Ellis el encargado de llevar la Terapia Racional al terreno emocional y conductual. Partiendo de la hipótesis de que no son los acontecimientos los que nos generan los estado emocionales sino la manera que tenemos de interpretar esos acontecimientos.

Si tenemos unas creencias o ideas establecidas que son erroneas, las podemos cambiar. Podemos crear emociones menos dolorosas ante los mismos acontecimientos que tanto nos hacen sufrir.

Cambiar las ideas irracionales en nuestra mente por ideas dinámicas.

Cambiar las ideas irracionales en nuestra mente por ideas dinámicas.

Las 11 ideas irracionales en nuestra mente.

Conociendo cuáles son las ideas irracionales en nuestra mente podemos ser conscientes y conseguir cambiarlas.

1.- Ser amado y tener la aprobación de todo el mundo.

Esto conlleva un nivel de exigencia con uno mismo muy elevado. No se puede agradar a todo el mundo porque no depende de nosotros sino que depende del resto del mund. Siempre va a haber alguien que no le guste lo que hacemos o no le agrademos.

Lo que tienes que conseguir es gustarte a ti mismo, sentirte bien con lo que tu haces de manera individual. Cuando este sentimiento de realización y de amor hacia uno mismo impera, agradarás y le gustarás a las personas que realmente de aprecian por lo que eres.

2.- Ser muy competente y capaz de lograr cualquier cosa para ser una persona valiosa.

Ningún ser humano puede ser competente en todo, unas cosas las harás mejor y otras peor y hay que aceptarlo. Tratar de tener éxito en algo está muy bien pero exigirse tenerlo puede pasarnos una factura emocional muy alta.

Mejor concéntrate en el proceso de realizar algo que te apasiona y disfruta todo lo que puedas de ello. Si llega el éxito, perfecto. Pero siempre haciendo las cosas para sentirte bien contigo mismo no para que vean los demás el éxito que tienes.

3.- Existen personas malvadas que quieren hacer la vida imposible a los demás y deben ser castigados por ello. Incluso uno mismo cuando hace algo mal debe ser castigado.

Las personas tenemos limitaciones y la mayoría de las veces actuamos sin pensar, no el porque queramos hacer daño continuamente sino que hacemos las cosas de manera insconsciente.

No te centres en lo malo que hace la gente ni en las equivocaciones que puedas cometer tú. Todos actuamos mal en muchas ocasiones. No por ello hay que estar continuamente culpando a la gente o a ti mismo de tu inconsciencia, porque es eso, no son ni eres consciente.

4.- Los acontecimientos nunca van por donde tienen que ir, siempre tomo malas decisiones.

Las cosas no siempre resultan como imaginábamos que serían, ya que no depende sólo de nosostros sino de muchos factores externos.

Si una decisión te lleva a una situación que no te gusta, siempre puedes tomar otra e ir hacia otro lado. No te centres en que todo te sale mal sino en que tienes que decidir y si sale mal siempre puedes cambiar el rumbo.

5.- Las desgracias vienen de acontecimientos externos y no puedes hacer otra cosa que vivir en desgracia siempre.

Los hechos externos y las personas sólo nos afectan de tal manera que creemos que tiene que ser así y no podemos cambiarlo.

Esto puede afectarte pero tú decides hasta qué punto lo va a hacer. Si algo a tu alrededor no te permite ser feliz se puede cambiar o poner soluciones. A veces las soluciones son dolorosas pero a la larga verás que merecía la pena, no se puede estar sufriendo continuamente día tras día, eso no es vida.

6.- Si algo es peligroso o te causa mucho miedo tengo que estar alerta por si me sucediera.

Este pensamiento sólo nos crea ansiedad y no ver las cosas con claridad. Si algo es temible pero no ha pasado es absurdo sufrir por ello. Si se puede prevenir buscaremos soluciones prácticas y si no se puede prevenir y sucede, será cuando pase cuando buscaremos una solución, no antes.

La mayoría de las preocupaciones las causa nuestra mente, no los peligros externos.

7.- Prefiero evitar las cosas antes que afrontarlas porque no voy a poder con ellas.

Evitamos el sufrimiento sin saber si lo va a haber. Cuando algo nos parece muy difícil de conseguir o que creemos que el proceso no lo vamos a poder soportar, lo evitamos y muchas veces no nos atrevemos a hacer cosas que nos gustaría por miedo a un sufrimiento que no existe.

No pienses constantemente en qué va a ser muy duro, sino que si te gustaría hacerlo, hazlo. Si durante el proceso ves que no te compensa el esfuerzo por la satisfacción que consigues pues no sigas pero inténtalo, siempre, porque es peor luego el arrepentimiento de no haberlo intentado.

8.- Siempre hay que depender de alguien “más fuerte” que tú.

No es necesario depender de nadie. Nos sentimos ligados emocionalmente a las personas pero no necesariamente las necesitamos para sobrevivir, para aprobar todo lo que hacemos o decimos.

Hay que fortalecer la personalidad y modificar esas ideas irracionales en nuestra mente. Para no sentir dependencia continua de los demás puedes consultarles pero que tus decisiones no dependan de su opinión. Aceptar ayuda está bien pero no el hecho de pensar que necesitas que siempre te ayuden.

9.- Mi pasado determina toda mi vida futura.

Aunque hayas sufrido mucho en tu vida o hayas tomado decisiones o hecho actos equivocados eso no determina lo que hagas ahora ni en el futuro.

Eso ya pasó, no debes juzgarte por ello y si te juzgan los demás, tú céntrate en ti mismo y en tu bienestar actual, que es lo que existe, lo otro ya no existe, sólo son recuerdos y el peso que tienen es el que les das tú.

10.- Me tengo que sentir muy preocupado por lo que les ocurre a los demás.

Los problemas de los demás pocas veces tienen que ver algo con nosotros, son circunstancias de ellos, por mucho que nos afecten no podemos cambiar nada.

Mejor que sufrir innecesariamente, podemos ofrecer nuestra ayuda para mejorar ciertos aspectos pero sin que nos afecte emocionalmente. Podemos ayudar u ofrecer nuestra compañía pero no involucrarnos hasta tal punto que nos pase una factura emocional elevada.

11.- Siempre hay una solución perfecta para los problemas y si no la encuentro será catastrófico.

En ocasiones nos desesperamos buscando “la solución” que tiene que tener tal o cual problema y nos volvemos locos y sufrimos muchísimo y nos castigamos emocionalmente por no encontrarlo.

Pues esa solución perfecta no existe, sólo hay que proponer soluciones y llevarlas a cabo. Al principio, igual no conseguimos hacer nada o nos equivocamos porque los problemas no son una realidad absoluta. Tienen muchos aspectos que igual desconocemos y por lo tanto no podemos encontrar la solución.

Qué debo hacer frente a estas ideas irracionales.

Ponte en contacto con nosotros, somos profesionales en Terapia Racional Emotiva y Conductual. Podemos modificar esas ideas irracionales en nuestra mente, es sencillo, no sufras innecesariamente. RELLENA NUESTRO FORMULARIO DE CONTACTO.

Contacto

Lee también nuestro artículo de 3 ejercicios para fortalecer la autoestima en verano:

3 ejercicios para fortalecer la autoestima en verano.

Lee también cómo se forja una creencia en Xataca Ciencia, que puede ser interesante para saber por qué se establecen estas ideas irracionales en nuestra mente.

Comentar

doce + cinco =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies