Psicología Clínica

Cambia tu vida en un mes: 4 semanas y 12 sencillos pasos.

Por julio 17, 2018 Sin comentarios
Cambia tu vida en un mes.
Un gran porcentaje de personas por no decir la gran mayoría quieren cambiar su vida. Muchas por razones obvias: trabajos precarios, enfermedades crónicas… que también se pueden mejorar de alguna manera, aunque sólo sea la calidad de vida, hay otras que se deben más a la falta de organización, falta de horarios, conformismo, dejadez…
 
Por eso os vamos a proponer unos sencillos cambios para que en un mes casi no te acuerdes ni de quién eras antes. ¡Vamos!
 
Cambia tu vida cambiando de hábitos.

Cambia tu vida cambiando de hábitos.

SEMANA 1: Cambia tus hábitos y cambia tu vida.

 

1) Levantarse temprano, cambia tu vida.

 
Aunque puedas pensar… para qué levantarme tan pronto con lo bien que se está en la cama. ¡Pues marca una gran diferencia! Todas esas cosas que dices que no te da tiempo a hacer… Por la mañana está comprobado y demostrado que se rinde más, te sobrarán hasta horas para mimarte un poco y tener tiempo para el ocio. La hora ideal sería a las 6.00 de la mañana, por supuesto tendrás que acostarte antes, sobre las 23.00 de la noche.
 

2) Alimentación ligera.

 
La alimentación cambia tu vida. Si quieres llevar a cabo todos estos cambios, es fundamental, necesitas energía y vitalidad para afrontarlos de la mejor manera. No significa que te pongas a dieta sólo tienes que incluir alimentos más saludables:
 
– Come más crudo: Una ensalada antes de comer cualquier otra cosa en la comida y la cena. Un licuado de fruta y verdura por la mañana antes del desayuno. Te saciarán y comerás menos alimentos procesados y pesados.
 
– Hidrátate bien: No hace falta que bebes agua continuamente, pero por ejemplo en lugar de tomar tanto café, toma alguna infusión con hielo que ahora en verano están deliciosas.
 
– Come grasas buenas: Evita en la medida de lo posible los fritos. Come salmón al horno, una lata de caballa, aguacates, nueces, almendras, aceite de oliva crudo.
 
– Evita los procesados: los alimentos precocinados o envasados suelen llevan muchísimas grasas saturadas y azúcares. Evítalos todo lo posible. Una buena hora para cocinar es por la tarde noche cuando ya has terminado todas las tareas. Así al día siguiente sólo tendrás que calentarla.
 

3) Haz algo de deporte.

 
Créate una rutina diaria, el movimiento es vida, mejoran todas las funciones de nuestro cuerpo y, no te olvides, mejora también tu mente. No hace falta ni demasiado tiempo, ni dinero, ni que sea un esfuerzo máximo, con que andes una hora diaria, a poder ser mejor a la misma hora porque así es más fácil crear el hábito.
 
Cambia tu vida limpiando espacios y asuntos.

Cambia tu vida limpiando espacios y asuntos.

SEMANA 2: Limpia tus espacios y asuntos.

 

4) Ordenar tus cosas.

 
Un casa y un ambiente ordenado despejan tu mente. Cuando las cosas que ves alrededor son un caos, no conseguirás centrarte. Empieza por espacios pequeños, de poco en poco, porque muchas veces sólo de pensarlo te agobias. Así que comienza por ordenar la ropa por ejemplo y desechar la que no usas o no te vale. Sigue por una mesa, una estantería, cada día un poco. Y verás cómo a medida que vas ordenando irás viendo las cosas más claras y tu mente te pedirá más y más orden.
 

5) Limpia asuntos pendientes.

 
Muchas veces posponemos cosas por no enfrentarnos a ellas, pero si supuieras la liberación que sientes cuando acabas con ese asunto que tienes todo el día en la cabeza. ¡No lo dejes más! Sea cual sea la decisión que vayas a tomar, tienes que tomarla, cuánto más tardes, más factura emocional te va a pasar.
 
Hay otros asuntos que no hacemos por pereza, pero cuando vacías ese hueco de cosas que no te apetece hacer y dejas un hueco a tu mente para cosas que te encantaría hacer, tu estado de animo cambia un 100 %.
 
Para ello elabora un a lista con los asuntos que tienes pendientes de hacer. Cuando la tengas léelos detenidamente y tienes dos opciones hacerlo o tacharlo de la lista para siempre. Hay veces que creemos que tenemos la obligación de hacer algunas cosas que en realidad no tenemos por qué hacerlas. Así que si estás dispuesto a tacharla que sea de la lista y de tu mente para siempre.
 

6) Limpia tus relaciones.

 
A veces nos rodeamos de personas que nos consumen la vida, creemos que tenemos la obligación de aguantarles o quedar con ellos. O incluso aquellas personas que conoces de hace muchos años y cada vez que quedas con ellos no paran de lamentarse y de criticar a los demás. Date permiso para alejarte de ellos o quedar menos tiempo. En el caso de la familia, te aconsejo que si las relaciones no son muy buenes intentes mejorarlas conociendo sus limitaciones, arrepentirse cuando ya es tarde es peor que aguantar pequeñas manías que muchas veces maximizamos.
 
Cambia tu vida marcándote objetivos y metas.

Cambia tu vida marcándote objetivos y metas.

SEMANA 3: Créate objetivos y metas.

 

7) Planifica tu día a día.

 
Cada noche escribe en una agenda o libreta los planes para el día siguiente. A parte de tus tareas diarias, que si las anotas por orden de realización, seguramente seas más productivo, también anota lo que te gustaría que te diera tiempo a hacer ese día, algo que relamente te apetezca. Verás como poco a poco cada vez harás más cosas que te apetece hacer y las que no te apetece tanto las harás de manera más eficiente y en menos tiempo.
 

8) Planifica tu semana.

 
Haz una lista con los planes a corto plazo. Lo que quieres hacer en esa semana. Primero mira la lista que elaboraste con cosa pendientes y vete intercalando entre ellas otras que te gustaría mucho hacer a corto plazo. En tu agenda del día a día vete incluyendo cosas de esta lista hasta que puedas ir tachándolas.
 
Te aseguro que los objetivos a corto plazo cada vez te gustarán más y cada vez tendrás más motivación para marcarte objetivos y cumplirlos.
 

9) Planifica tus sueños.

 
Aquí viene la mejor lista de todas. Escribe en ella esos sueños que te parecen muy difíciles e incluso imposibles de conseguir. Para hacerla elimina toda lógica de tu cabeza, pon cosas que te parezcan incluso irreales: subir el Everest, conseguir la paz mundial… Hay lista de imposibles que se han cumplido ¡te lo aseguro! Pero no es porque se cumplan sino porque al escribirlas ya estás un paso más cerca de conseguirlas y si intentas dar un paso más allá ya estarás a un paso menos de llegar a tu gran meta. La mente cuánto más le das más quiere, alimenta tu motivación y consegurás grandes cosas.
 
Cambia tu vida traspasando tus límites.

Cambia tu vida traspasando tus límites.

SEMANA 4: Traspasa tus límites.

 

10) Vive de otra manera.

 
Poco a poco al hacer tus listas del día a día y de la semana serás más consciente de que hay cosas que no quieres hacer o no estás dispuesto a seguri haciendo. Pues vete haciendo pequeños cambios. Por ejemplo: llegas todos los días corriendo al trabajo y súper agobiado, pues calcula mejor los tiempos y llega 15 minutos antes y tómate un café tranquilamente en un ber de camino. Esas pequeñas cosas cambian tu día a día.
 
Intenta cambiar tus rutinas para que tu vida no sea tan monótona. Vete al trabajo por otro sitio. Entra en una cafetería diferente cada día. Prueba comida que nunca has comido…
 

11) Sal de tu comodidad.

 
El paso anterior ya te va sacando un poco de esa comodidad que nos hemos implantado en el día a día, pero vete más allá:
 
Mira cara a cara a tus miedos: tienes miedo a tu jefe, pues pídele hora y coméntale ideas para mejorar tu trabajo; Tienes miedo a conocer gente nueva, apúntate a un taller o actividad nueva; Tienes miedo a las alturas, vete subiendo poco a poco cada día a sitios más altos.
 

12) Y el más importante: DESCANSA.

 
No todo es trabajo, ocio, fiesta, preocupaciones, obligaciones, no. También hay que saber parar y descansar, incluso estar momentos en los que no haces nada de nada.
 
Muy importante: acuéstate y levántate siempre a la misma hora, duermas bien o no. Tu cuerpo irá regulando las horas de sueño con la rutina.
 
Y descansa cuerpo y mente, no sólo durmiendo y no haciendo nada sino desconectando. Sal de casa, sal de la oficina, apaga el móvil, desconéctate de internet, pasa tiempo solo, pasea por la naturaleza…
 

CONCLUSIÓN

 
Después de haber realizado todos estos pasos durante un mes, tienes que sentarte y reflexionar, evaluar tu estado de ánimo, si te sientes mejor, si tienes que cambiar cosas de tus listas, si tienes que organizarte de otra manera, si tienes que mejorar ciertas cosas para ser más ordenado, si algo que pensabas resulta que estabas equivocado y quieres cambiarlo.
 
Supera cada día tus expectativas y piensa que todo se resume en: organización, orden, planificación, descanso, buena alimentación, mantenerte activo y soñar, siempre soñar…
 
Para cambiar tu vida es muy importante tener una autoestima fuerte, para ello te proponemos 3 ejercicios para mejorar la autoestima.
 
Y también te recomendamos que leas el libro del leonés Jesús Calleja “Si no te gusta tu vida cámbiala”. Sería un resumen de los altibajos que ha ido viviendo en su recorrido hacia lo que más le hace feliz en esta vida.

Comentar

13 − 6 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies