Psicología ClínicaPsicología Infantil y Adolescencia

5 hábitos de la gente culta.

Por mayo 24, 2018 Sin comentarios
Hábitos de una persona culta.
Muchas veces te quedas sin palabras escuchando a dos personas conversar y te preguntas, cómo pueden saber tanto y de tantos temas diferentes…
Pero no es sólo la cultura que tiene, sino su manera de expresarse, su comprensión al escuchar a la otra persona y las conclusiones que se van derivando de la conversación.
No sólo eso sino que guardan una compostura, no se alteran y saben rebatir cualquiar afrenta con la persona que están hablando.

Cómo ser una persona más culta.

Te gustaría actuar de esa manera para poder desenvolverte en cualquier terreno, laboral o personal. Hablar resueltamente, sin perder los papeles o sin quedarte sin palabras ante ciertas situaciones.
Pues sólo tienes que ir adquiriendo una serie de hábitos que con el tiempo irán dando sus frutos.
La importancia de la curiosisidad en una persona culta.

La importancia de la curiosisidad en una persona culta.

 

Por dónde empezar para adquirir más cultura.

Lo primero hay que estar dispuesto a sacrificar esos momentos en los que pierdes el tiempo con entretenimientos vacios de contenido.
Es decir, en lugar de ver un programa de televisión que no te aporta nada más que mero entretenimiento, lo cambiamos por ver un documental o una serie que esté ambientada en una época concreta.
Estos van a ser los cambios que tendrás que hacer para crear unos hábitos que te proporcionen una cierta cultura:

1. No ver cualquier película.

Aunque de vez en cuando puedas ver alguna película simplemente graciosa o entretenida, opta por ver películas con un trasfondo histórico, ambientadas en diferentes épocas. Y también elige películas antiguas y nuevas para poder comparar y despertar tu espíritú crítico.
Por supuesto intercala las películas con documental, tanto de naturaleza como históricos y de temas de interés, cómo se hacen las cosas, descubrimientos, inventos…

2. Leer libros diferentes.

Con los libros pasa como con las películas. Lee libros de muy diferentes temas y libros clásicos y contemporáneas. No leas sólo aventuras aunque también está bien, porque desarrollan la fantasía y la creatividad.
Pues leer también, ensayos, filosofía, ciencia. Y por supuesto hazte socio de la Biblioteca Pública de tu ciudad y si vives en una zona rural pregunta si algún Bibliobús llega a alguna zona cercana.

3. Viajar y conocer nuevas costumbres.

Conocer otras culturas nos enriquece tanto a nivel cultural como en apertura de mente. Vivir y comprender como viven otras personas y sus costumbres hace que no demos tanta importancia a cosas insignificantes y nos volvamos más tolerantes y empáticos.
Tampoco te hace falta ir muy lejos si no dispones de mucho dinero. Puedes conocer los pueblos de tu alrededor, es una práctica muy enriquecedora.

4. Ser curioso y estar informado.

A medida que vas leyendo, viendo películas y documentales y viajando por otras culturas y lugares, te darás cuenta de que cada vez tienes más interés por las cosas. Cada vez consumirás más cultura, estarás más informado y querrás saber siempre más.
Es bueno también estar informado de lo que sucede en el mundo, de las noticias de cada día, pero te recomiendo que para este menester no dediques al día más de 15 minutos. Lee por las mañanas en tu diario impreso o digital las noticias y céntrate sólo en alguna de interés.
Vivimos en un tiempo en el que nos invaden con las mismas noticias continuamente creando un estado de “cabreo permanente” que ocupan mucho tiempo que puedes emplear es cosas más interesantes.

5. Rodearse de gente interesante.

Es muy importante quedar con personas que nos aporten cultura y no sólo eso sino que nos provoquen curiosidad y nos hagan sentir deseo por saber.
La cultura es contagiosa y si te rodeas de gente culta, acabarás amando la cultura.

Nuestro consejo para ser una persona más culta.

Una persona culta nunca se quedará sentada, siempre tiene cosas que hacer. Se mantiene alerta, pendiente de cosas nuevas en las que ocupar su tiempo, nuevas experiencias, nuevos conocimientos.
Y para ello os damos un último consejo. Es muy importante alimentarse bien y practicar algo de deporte. ¿Por qué? Porque necesitas energía para llevar a cabo tus actividades y combustible de calidad para que tu cerebro funcione en condiciones.
Y si además de ser culto quieres ser feliz, te proponemos que leas nuestros consejos para ser feliz siempre.
Según Antón Chéjov las personas verdaderamente cultas tiene estas 8 cualidades. (Del blog pijama surf).

Comentar

12 − tres =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies