Psicología ClínicaPsicología Infantil y Adolescencia

4 emociones que se esconden detrás de la ansiedad por la comida.

Por mayo 9, 2019 Sin comentarios
4 emociones que se esconden detrás de la ansiedad por la comida.

Existen 4 emociones que se esconden detrás de la ansiedad por la comida, por lo que la comida puede ser un placer o un castigo emocional. Si nuestra relación con la comida es buena, las emociones serán positivas y si la relación no es buena pues las emociones serán negativas.

Estas emociones se generan desde los primeros momentos de vida. Al mamar el bebé ya experimenta placer, siente cariño, el calor de la madre…

Por eso, ese cariño, ese calor puede hacer que esa experiencia sea gozosa o que sientan una carencia que es lo que luego se traduce en ansiedad, el querer tapar esa falta de afecto con comida.

Cuáles son las 4 emociones que se esconden detrás de la ansiedad por la comida.
Cuáles son las 4 emociones que se esconden detrás de la ansiedad por la comida.

Descrubre las 4 emociones que se esconden detrás de la ansiedad por la comida.

Para saber por qué se produce esa ansiedad, lo más adecuado es pedir ayuda, porque por nosotros mismos no somos capaces de controlarlo y se puede convertir en un verdadero problema psicológico y de salud.

Por eso, lo más adecuado es ponerse en manos de un psicólogo de confianza, que nos ayude a conocernos mejor a nosotros mismos. Porque la clave es esa, conocernos y saber por qué hacemos lo que hacemos.

Un estado emocional descontrolado puede provocar esa ansiedad que nos lleva a comer ciertos alimentos para conseguir relajarnos.

Como el niño que llora porque tiene hambre y no le dan de mamar en ese momento y tiene que esperar. Ese sufrimiento, cuando nosotros ya no dependemos de nadie para comer, se convierte en comer compulsivamente.

Estos trastornos emocionales de la alimentación, no ocurren sólo en la infancia pueden ocasionarse en cualquier época de nuestra vida. Cuando las frustaciones las apaciguamos con comida. Por eso es tan importante descubrir de dónde procede el problema para saber qué hacer para eliminarlo.

Emociones que más se traducen en ansiedad por comer.

1.- La imagen que tenemos de nosotros mismos.

Muchas veces comenzamos una dieta porque pensamos que tenemos peso de más, porque tenemos una imagen distrosionada de lo que podríamos llegar a ser. Antes de comenzar una dieta hay que saber cómo somos realmente.

Cuál es nuestra constitución y cuánto debería pesar para estar saludable, SALUDABLE, NO DELGADO.

Queremos estar delgados y existen objetivos que no podemos o no deberíamos conseguir y entramos en un círculo de engordar-adelgazar que lo único que conseguimos es estropear nuestra salud y nuestra mente. Generándonos muchísima ansiedad que nos provoca momentos de no comer y momentos de comer compulsivamente, que desencadena bulimia, anorexia, problemas de tiroides, etc.

2.- Culpabilidad por comer.

Otro bucle en el que entramos es cuando comemos y se produce una emoción de culpabilidad por haber comido «un alimento prohibido», lo que nos crea mucha ansiedad e intentamos compensarlo dejando de comer después, lo que genera más ansiedad y acabamos comiendo compulsivamente, volviendo a crear estado de excesos y defectos en la comida.

3.- Cansancio.

A veces el agotamiento por el trabajo y los quehaceres diarios provoca que comamos tanto que no nos llenamos con nada y luego viene el sentimiento de culpa y todas las emociones expuestas anteriormente. Cuando tienes mucho agotamiento en lugar de intenatar paliarlo con comida, lo primero descansa, siéntate, echa una pequeña cabeza o si puedes un sueñecito más largo. Ya verás como cuando te levantes comas de manera más sosegada.

4.- Alegría excesiva.

Existen ocasiones que estamos haciendo algo que nos gusta mucho y queremos hacerlo atoda prisa por saber a dónde llegaremos, lo que nos deparará. No enfocamos en un futuro que no conocemos y esa ansiedad de querer abarcar mucho y llegar pronto, nos genera euforia y ansiedad, lo que se vuelve a traducir en comida, comemos para rebajar esa incertidumbre que nos crea, para ver si llenando más espacio llegamos antes y se convierte en otro bucle que al intenetar llenarlo con algo que no produce lo que creemos nos vuelve a causar frustración y ansiedad volviendo a entrar en el mismo bucle.

Para poder controlar todas estas emociones, lo primero que tenemos que descubrir es su origen, y después mediante unas pautas, generar emociones positivas a partir de la comida, que hagan que nuestra mente se resetee, se reprograme para que podamos comenzar a disfrutar de la comida.

En Psicosan te ofrecemos una terapia orientada al control de la ansiedad por la comida. Si controlar tus emociones negativas no dudes en contactar con nosotros, llámanos al Teléfono: 667 015 527 o contacta con nosotros desde nuestro FORMULARIO DE CONTACTO.

Sigue nuestros artículos en las Redes Sociales FACEBOOK e INSTAGRAM

Basado en un artículo de Saber Vivir.

Comentar

4 × cinco =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LLAMAR AHORA